Mochis NoticiasTecnologíaZero Trust 101: es hora de deshacerse de «Confiar pero verificar»
Mochis NoticiasTecnologíaZero Trust 101: es hora de deshacerse de «Confiar pero verificar»
Tecnología

Zero Trust 101: es hora de deshacerse de «Confiar pero verificar»

¡Bienvenido a nuestra nueva serie de blogs sobre confianza cero! Si es un ejecutivo de TI que intenta navegar en el complejo mundo de la ciberseguridad, está en el lugar correcto. En las próximas publicaciones, desmitificaremos este concepto tan comentado y le mostraremos cómo hacerlo funcionar para su organización. Sin jerga ni tonterías, solo conocimientos prácticos que puede utilizar para mejorar su postura de seguridad y proteger su negocio.

En esta primera publicación, exploraremos por qué el enfoque tradicional de seguridad de «confiar pero verificar» ya no es suficiente y por qué la confianza cero es el camino a seguir. También le brindaremos algunos puntos de acción para comenzar su viaje de confianza cero. Pero primero, hablemos del elefante en la habitación: ¿qué es exactamente la confianza cero y por qué debería importarle?

El problema de «confiar pero verificar»

Durante años, el modelo «confiar pero verificar» ha sido el estándar de oro en ciberseguridad. La idea era simple: una vez que un usuario o dispositivo era autenticado y se le permitía ingresar a la red, se confiaba en él para acceder a recursos y datos. Este enfoque funcionó bastante bien cuando la mayoría de los empleados trabajaban en la oficina y utilizaban dispositivos proporcionados por la empresa.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y las limitaciones de «confiar pero verificar» se han vuelto cada vez más evidentes:

  • No limita efectivamente el radio de explosión de una brecha. Si un atacante compromete a un usuario o dispositivo de confianza, puede moverse lateralmente en la red y acceder a datos y sistemas confidenciales. El daño puede ser extenso y costoso.
  • Está demasiado centrado únicamente en el control de acceso. No aborda adecuadamente otras áreas críticas como la seguridad de los dispositivos, la segmentación de la red y la protección de datos. En los entornos de TI complejos y distribuidos de hoy, este enfoque limitado deja a las organizaciones vulnerables.

La conclusión es que «confiar pero verificar» ya no es suficiente para protegerse contra las amenazas cibernéticas modernas. Necesitamos un enfoque de seguridad más integral y adaptable, y ahí es donde entra en juego la confianza cero.

Confianza cero: una filosofía, no un producto

La confianza cero es un modelo de seguridad que supone que no se debe confiar en ningún usuario, dispositivo o red de forma predeterminada, independientemente de si se encuentran dentro o fuera del perímetro de la organización. Es una filosofía que enfatiza la auditoría continua, el acceso con privilegios mínimos y el control granular sobre los recursos y los datos.

Ahora podría estar pensando: «Genial, otra palabra de moda en ciberseguridad para agregar a la pila». Y es cierto que muchos proveedores han adoptado el término «confianza cero» para alinearlo con sus ofertas de productos. Pero no se deje engañar: la confianza cero no es un producto que se pueda comprar en el mercado. Es una mentalidad, un conjunto de principios que guían su enfoque hacia la seguridad:

  • Nunca confíes, siempre verifica
  • Suponer una infracción
  • Verificar explícitamente
  • Utilice el acceso con privilegios mínimos
  • Monitorear y auditar continuamente

Al adoptar estos principios, las organizaciones pueden crear una postura de seguridad más sólida y resistente que aborde las limitaciones de «confiar pero verificar» y reduzca el radio de explosión de una posible infracción.

Por qué necesitas Confianza Cero

Adoptar la confianza cero no se trata solo de estar al tanto de las últimas tendencias en ciberseguridad. Es una decisión empresarial que puede dar beneficios reales y tangibles:

  • Riesgo reducido: Al no confiar en nada ni en nadie de forma predeterminada y verificar constantemente el acceso, puede reducir significativamente su superficie de ataque y limitar el daño potencial de una infracción. Esto es crucial en una era en la que el coste medio de una filtración de datos es de 4,35 millones de dólares (IBM Security, 2022).
  • Visibilidad y control mejorados: La confianza cero le brinda un control granular sobre quién puede acceder a qué y le ayuda a detectar amenazas potenciales más rápido. Con una mejor visibilidad de su entorno, puede responder a los incidentes de forma más rápida y eficaz.
  • Permitimos la transformación digital: A medida que adopta servicios en la nube, implementa dispositivos IoT y habilita el trabajo remoto, la confianza cero proporciona un marco para proteger estos nuevos entornos y casos de uso. Le permite adoptar la innovación sin comprometer la seguridad.
  • Ventaja competitiva: Al demostrar un fuerte compromiso con la seguridad, puede generar confianza con los clientes, socios y reguladores. En un mundo donde las violaciones de datos son noticia casi todos los días, ser capaz de demostrar su sólida postura de seguridad puede diferenciarlo de la competencia.

Empecemos con Confianza Cero

La implementación de la confianza cero no es un proyecto único. Es un viaje que requiere un cambio de mentalidad y la voluntad de repensar los enfoques tradicionales de la seguridad. Pero sólo porque no sea fácil no significa que no haya nada que puedas hacer para empezar. Aquí hay algunos puntos de acción que puede abordar de inmediato:

  1. Edúcate a ti mismo y a tu equipo: comparta esta publicación de blog con sus colegas e inicie una conversación sobre confianza cero. Cuanto más entiendan todos el concepto, más fácil será implementarlo.
  2. Evalúe su postura de seguridad actual: Analice detenidamente sus controles de seguridad existentes e identifique brechas o debilidades que un enfoque de confianza cero puede abordar. Esto le ayudará a priorizar sus esfuerzos y a crear una hoja de ruta para su implementación.
  3. Empieza pequeño: Identifique un caso de uso específico o un área de su entorno donde pueda poner a prueba los principios de confianza cero, como una aplicación o un grupo de usuarios en particular. Comenzar poco a poco le permite probar y perfeccionar su enfoque antes de ampliarlo.
  4. Involucrar a las partes interesadas: La confianza cero no es sólo una iniciativa de TI. Requiere aceptación y participación de los líderes empresariales, los usuarios finales y otras partes interesadas. Empiece a hablar con estos grupos sobre los beneficios de la confianza cero y cómo les afectará. Hacer que todos participen temprano facilitará la transición.

Terminando

Adoptar la confianza cero es una tarea importante, pero vale la pena el esfuerzo. Al adoptar la filosofía de «nunca confiar, siempre verificar», puede reducir su riesgo, mejorar su visibilidad y control, permitir la transformación digital y obtener una ventaja competitiva en el mercado.

A lo largo de esta serie de blogs, profundizaremos en los componentes clave de una arquitectura de confianza cero, exploraremos las mejores prácticas para la implementación y le mostraremos cómo medir el éxito de sus iniciativas de confianza cero. También disiparemos mitos y conceptos erróneos comunes sobre la confianza cero y brindaremos orientación práctica para superar los desafíos en el camino.

Entonces, ya sea que recién esté comenzando a explorar la confianza cero o que esté en el camino hacia la implementación, esta serie es para usted. Estén atentos a nuestra próxima publicación, donde analizaremos más de cerca los componentes básicos de una arquitectura de confianza cero y cómo funcionan juntos para proteger sus activos y datos.

Mientras tanto, comience a explorar la confianza cero y piense en cómo puede beneficiar a su organización. El futuro de la seguridad está aquí y es hora de aceptarlo.

Recursos adicionales:



Source link

Hi, I’m Corina Guzman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *