Mochis NoticiasTecnologíaMonitoreo y análisis: los ojos y oídos de Zero Trust
Mochis NoticiasTecnologíaMonitoreo y análisis: los ojos y oídos de Zero Trust
Tecnología

Monitoreo y análisis: los ojos y oídos de Zero Trust

Monitoreo y análisis: los ojos y oídos de Zero Trust
Monitoreo y análisis: los ojos y oídos de Zero Trust

¡Bienvenido de nuevo a nuestra serie de blogs de confianza cero! En nuestra publicación anterior, profundizamos en la seguridad de API y exploramos las mejores prácticas para proteger este componente crítico de las arquitecturas de aplicaciones modernas. Hoy centramos nuestra atención en otro aspecto esencial de la confianza cero: el seguimiento y el análisis.

En un modelo de confianza cero, la visibilidad lo es todo. Sin confianza implícita en ningún usuario, dispositivo o aplicación, las organizaciones deben monitorear y analizar continuamente toda la actividad en su entorno para detectar y responder a amenazas potenciales en tiempo real.

En esta publicación, exploraremos el papel del monitoreo y el análisis en un modelo de confianza cero, discutiremos las fuentes de datos clave y las tecnologías involucradas y compartiremos las mejores prácticas para construir una estrategia integral de monitoreo y análisis.

El papel del seguimiento y el análisis en la confianza cero

En un modelo de seguridad tradicional basado en perímetro, el monitoreo y el análisis a menudo se centran en detectar amenazas en los límites de la red. Sin embargo, en un modelo de confianza cero, el perímetro está en todas partes y las amenazas pueden provenir de cualquier usuario, dispositivo o aplicación, tanto dentro como fuera de la organización.

Para mitigar estos riesgos, la confianza cero requiere que las organizaciones adopten un enfoque integral de monitoreo y análisis basado en datos. Esto involucra:

  1. Monitoreo continuo: Recopilación y análisis de datos de todas las fuentes relevantes, incluidos usuarios, dispositivos, aplicaciones e infraestructura, en tiempo real.
  2. Análisis de comportamiento: Utilizar el aprendizaje automático y otras técnicas analíticas avanzadas para identificar comportamientos anómalos o sospechosos que puedan indicar una amenaza potencial.
  3. Respuesta automatizada: Aprovechar las herramientas de automatización y orquestación para investigar y remediar rápidamente amenazas potenciales, minimizando al mismo tiempo el impacto de los incidentes de seguridad.
  4. Mejora continua: Utilizar información obtenida de la supervisión y el análisis para refinar y optimizar continuamente las políticas, los controles y los procesos de seguridad.

Al aplicar estos principios, las organizaciones pueden crear una postura de seguridad más proactiva y adaptable que pueda detectar y reaccionar ante amenazas de manera más rápida y efectiva que los enfoques tradicionales.

Fuentes de datos y tecnologías clave para el monitoreo y análisis de confianza cero

Para crear una estrategia integral de monitoreo y análisis para la confianza cero, las organizaciones deben recopilar y analizar datos de una amplia gama de fuentes, que incluyen:

  1. Sistemas de gestión de identidades y accesos (IAM).: datos sobre identidades, roles y permisos de los usuarios, así como eventos de autenticación y autorización.
  2. Herramientas de detección y respuesta de endpoints (EDR).: datos sobre el estado, la configuración y la actividad del dispositivo, así como posibles amenazas y vulnerabilidades.
  3. Herramientas de seguridad de red: datos de tráfico de red, incluidos registros de flujo, captura de paquetes y eventos del sistema de prevención y detección de intrusiones (IDPS).
  4. Herramientas de monitoreo del rendimiento de aplicaciones (APM).: datos sobre el rendimiento de la aplicación, errores y posibles problemas de seguridad, como ataques de inyección o intentos de filtración de datos.
  5. Herramientas de gestión de la postura de seguridad en la nube (CSPM).: Datos sobre configuraciones de recursos en la nube, cumplimiento de políticas de seguridad y configuraciones incorrectas o posibles vulnerabilidades.

Para recopilar, procesar y analizar estos datos, las organizaciones pueden aprovechar una variedad de tecnologías, que incluyen:

  1. Plataformas de gestión de eventos e información de seguridad (SIEM).: Plataformas centralizadas para recopilar, normalizar y analizar datos de eventos de seguridad de múltiples fuentes.
  2. Herramientas de análisis del comportamiento de usuarios y entidades (UEBA).: Herramientas de análisis avanzadas que utilizan el aprendizaje automático para identificar comportamientos anómalos o sospechosos por parte de usuarios, dispositivos y aplicaciones.
  3. Plataformas de orquestación, automatización y respuesta de seguridad (SOAR).: Herramientas que automatizan y organizan procesos de seguridad, como respuesta y remediación de incidentes, basándose en guías y flujos de trabajo predefinidos.
  4. Grandes plataformas de datos: Plataformas escalables para almacenar, procesar y analizar grandes volúmenes de datos de seguridad estructurados y no estructurados, como Hadoop, Spark y Elasticsearch.

Al aprovechar estas tecnologías y fuentes de datos, las organizaciones pueden crear una estrategia integral de análisis y monitoreo basada en datos que pueda detectar y responder a las amenazas en tiempo real.

Mejores prácticas para el monitoreo y análisis de Zero Trust

La implementación de un enfoque de confianza cero para el monitoreo y el análisis requiere una estrategia integral de múltiples niveles. Estas son algunas de las mejores prácticas a considerar:

  1. Identificar y priorizar fuentes de datos: Identifique todas las fuentes de datos relevantes en su entorno y priorícelas según su nivel de riesgo y criticidad. El primero se centra en recopilar datos de fuentes de alto riesgo, como sistemas IAM, herramientas EDR y aplicaciones críticas.
  2. Establecer una plataforma centralizada de registro y monitoreo: Implementar una plataforma centralizada, como SIEM o plataforma de big data, para recopilar, normalizar y analizar datos de eventos de seguridad de múltiples fuentes. Asegúrese de que la plataforma pueda escalar para manejar el volumen y la variedad de datos generados por un entorno de confianza cero.
  3. Implementar análisis de comportamiento: Aproveche las herramientas UEBA y los algoritmos de aprendizaje automático para identificar comportamientos anómalos o sospechosos por parte de usuarios, dispositivos y aplicaciones. Concéntrese en detectar comportamientos que se desvíen de las líneas de base o patrones establecidos, como intentos de inicio de sesión inusuales, patrones de acceso a datos o tráfico de red.
  4. Automatizar la respuesta y remediación de incidentes: Implemente herramientas SOAR y guías automatizadas para investigar y remediar rápidamente amenazas potenciales. Asegúrese de que los manuales estén alineados con los principios de confianza cero, como el acceso con privilegios mínimos y la auditoría continua.
  5. Monitorear y perfeccionar continuamente las políticas y controles.: Utilice información obtenida de la supervisión y el análisis para refinar y optimizar continuamente las políticas, los controles y los procesos de seguridad. Revise y actualice periódicamente las políticas en función de los cambios en el panorama de amenazas, los requisitos comerciales y el comportamiento de los usuarios.
  6. Fomentar una cultura de mejora continua.: Fomentar una cultura de aprendizaje y mejora continua en toda la organización. Comparta periódicamente conocimientos y lecciones aprendidas del seguimiento y análisis con las partes interesadas, y utilícelos para impulsar mejoras continuas en la estrategia de confianza cero.

Al implementar estas mejores prácticas y perfeccionar continuamente su postura de monitoreo y análisis, puede proteger mejor los activos y datos de su organización de los riesgos que plantean las amenazas en evolución y los requisitos comerciales que cambian.

Conclusión

En un mundo de confianza cero, el monitoreo y el análisis son los ojos y oídos de la organización de seguridad. Al recopilar y analizar continuamente datos de todas las fuentes relevantes, las organizaciones pueden detectar y responder a amenazas potenciales de forma más rápida y eficaz que nunca.

Sin embargo, lograr un monitoreo y análisis efectivos en un modelo de confianza cero requiere el compromiso de aprovechar las fuentes y tecnologías de datos adecuadas, implementar análisis de comportamiento y automatización, y fomentar una cultura de ‘mejora continua’. También requiere un cambio de mentalidad, de un enfoque reactivo basado en el perímetro a un enfoque proactivo basado en datos que no asume ninguna confianza implícita.

A medida que continúa su viaje de confianza cero, haga del monitoreo y el análisis una máxima prioridad. Invierta en las herramientas, procesos y habilidades necesarias para crear una estrategia integral de monitoreo y análisis, y evalúe y perfeccione periódicamente su enfoque para mantenerse al día con las amenazas y las necesidades comerciales en evolución.

En la próxima publicación, exploraremos el papel de la automatización y la orquestación en un modelo de confianza cero y compartiremos las mejores prácticas para usar estas tecnologías para optimizar los procesos de seguridad y acelerar la respuesta a incidentes.

Hasta entonces, ¡ten cuidado y mantén los ojos y los oídos abiertos!

Recursos adicionales:



Source link

Hi, I’m Corina Guzman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *