Mochis NoticiasArte y EntretenimientoUn viaje exprés a Lisboa, un viaje a Portugal y una visita a Lisboa…
Mochis NoticiasArte y EntretenimientoUn viaje exprés a Lisboa, un viaje a Portugal y una visita a Lisboa…
Arte y Entretenimiento

Un viaje exprés a Lisboa, un viaje a Portugal y una visita a Lisboa…

Nunca he sido muy apegado a los calendarios con sus fechas concretas, pero este año todo lo que se supone que mide el tiempo se me escapa por completo. ¡No puedo creer que hace sólo tres meses caminábamos por las calles de Lisboa! Fue un viaje relámpago. Cruzamos toda España, hicimos la ruta en coche, y después de dos días de paradas aquí y allá, llegamos a la tranquila, solitaria, auténtica y melancólica Lisboa…

Vista de Vista barrio de la Baixa Pombalina, ©Foto de Bogra art studio, 2020

Muchas veces nos encontramos como los únicos turistas a la vista, maravillándonos de la pátina de esta antigua y noble ciudad… La crisis del Covid golpeó sin piedad a los viajeros y al turismo de masas, y dondequiera que íbamos todo parecía bastante irreal, pero al mismo tiempo sincero y sencillo. al mismo tiempo.

Estos días estuve mirando las fotos que tomé, me acordé, y pensé que estaría bien finalmente hacer este post sin importancia sobre el tiempo que ha pasado… Esa increíble luz portuguesa está presente en varios retratos, rodeándolo todo de su velo dorado. …

Luz y puesta de sol en Barrio Alfama, Lisboa, ©Foto de Bogra art studio, 2020

Venta ambulante en Barrio Alto, Lisboa, ©Foto de Bogra art studio, 2020

En otros, de repente se abren vistas inesperadas y los viejos e incansables tranvías amarillos siempre están presentes, como la banda sonora de una película, subiendo y bajando las colinas de Lisboa. Por los barrios populares de Graça, Alfama y Estela, atraviesa barrios antiguos cargados de secretos, azulejos coloridos, historias olvidadas y remotas de viajeros extranjeros, fortunas y amores.

Antigua librería en Barrio Alto, Lisboa. ©Foto de Graciela Bombalova

Conduciendo el tranvía amarillo en Barrio Alto, Lisboa. ©Foto de Graciela Bombalova

Pasé parte de mi tiempo admirando y coleccionando fotografías de varias paredes de azulejos antiguos. Otros momentos te tomas un café o una copa en una terraza y otros, simplemente paseando. Sientes el placer de estar perdido. La ciudad es una maravilla para un artista. ¡Pintor, escritor, poeta, arquitecto! Lisboa es caminar hasta cansarse. ¡Qué buena sensación! Para escalar y disfrutar de la vista de los «Miradores». Pasear por parques repletos de plantas exóticas y árboles centenarios traídos del extranjero… Para descubrir pequeñas tiendas que han pasado de generación en generación conservando cuidadosamente su esencia.

El antiguo Café A Brasileira (1905) fue visitado frecuentemente por el escritor Fernando Pesoa. Barrio Chiado, Lisboa. ©Foto del estudio de arte Bogra, 2020

Mujer de crochet, Santa Catarina, Lisboa. ©Foto del estudio de arte Bogra, 2020

Las paredes de azulejos llenan Lisboa de colores y formas. Lisboa © Foto Graciela Bombalova, 2020

Aquí cada rincón es una sorpresa… Nos divertimos mucho estos días y no puedo olvidar mencionar la excelente comida en los pequeños restaurantes, cada uno con su sabio camarero filósofo. O sus paredes repletas de azulejos de infinitos colores y tonalidades. Lisboa no es sólo una. Son muchas ciudades en un solo lugar. Es una ciudad hecha de contrastes, de capas, de verticales, multicultural, con gente de todo el mundo y de muchos colores y razas… Y sin embargo es una y la misma, irrepetible.

Pequeño remolque en Barrio Alto, Lisboa, ©foto del estudio Bogra Art, 2020

Ver en Alfama al atardecer, Lisboa. Portugal ©Foto del estudio de arte Bogra, 2020

Es como un vino añejo lleno de matices, colores, sabores. Necesitas un doble gusto. Un lugar al que regresa, siempre el mismo pero diferente, esquivo, y que se revela en cada esquina, en cada calle, en cada puerta… Y cuando oscurece, la ciudad cambia. La noche llena de juventud y vitalidad y decenas de locales curiosos, abren sus puertas para pasar la noche, donde las animadas conversaciones se multiplican compartiendo una buena botella de vino.

Restaurante O Cantinho dos seis, Graça y São Vicente, Lisboa. ©Foto de Bogra art, 2020

Noche y ambiente en Cais do Sobré, Lisboa, ©Foto de Bogra art studio, 2020

Noche en Alfama, Lisboa, ©Foto de Graciela Bombalova, Bogra art studio, 2020

Noche en Cais do Sodré, Lisboa, Portugal ©Foto del estudio de arte Bogra, 2020

Source link

Hi, I’m Corina Guzman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *