Mochis NoticiasCiencia¿Qué son los huevos de trueno? La roca rara, llena de calcedonia.
Mochis NoticiasCiencia¿Qué son los huevos de trueno? La roca rara, llena de calcedonia.
Ciencia

¿Qué son los huevos de trueno? La roca rara, llena de calcedonia.

¿Qué son los huevos de trueno?  La roca rara, llena de calcedonia.
¿Qué son los huevos de trueno?  La roca rara, llena de calcedonia.

Créditos de las imágenes: David Rix Eibonvale / Wiki Commons.

Los Thundereggs parecen rocas normales por fuera, pero contienen patrones minerales intrincados y coloridos en su interior, a menudo hechos de cuarzo, calcedonia o ágata. Son rocas con forma de nódulos que se encuentran típicamente en regiones volcánicas y, en concreto, en aquellas con lavas de riolita. Se parecen un poco a las geodas, pero no son exactamente geodas.

¿Qué tipo de roca son los huevos de trueno?

Hay tres tipos de rocas: ígneas, metamórficas y sedimentarias. Los huevos de trueno se forman mediante procesos ígneos.

Las rocas ígneas se forman a partir de la solidificación de un material rocoso fundido llamado magma. Este proceso puede ocurrir ya sea debajo de la superficie de la Tierra, formando rocas ígneas intrusivas o plutónicas como el granito, o en la superficie después de una erupción volcánica, produciendo rocas ígneas extrusivas o volcánicas como el basalto. A medida que el magma se enfría, los minerales que contiene comienzan a cristalizar y unirse para crear una roca sólida.

Dos huevos de trueno dobles de Richardson Ranch (era conocido como Priday Ranch), Madras, Oregon. Imagen vía Wiki Commons.

La velocidad de enfriamiento afecta el tamaño de los cristales que se forman: un enfriamiento más lento debajo de la superficie permite cristales más grandes, mientras que un enfriamiento rápido en la superficie da como resultado una textura vítrea o de grano más fino. La composición del magma, incluida la cantidad de sílice y la presencia de diversos gases, también influye en los tipos de minerales y texturas que se encuentran en la roca ígnea resultante.

Los Thundereggs se forman específicamente en lava riolítica.

Cómo se forman los huevos de trueno

Los flujos de lava riolítica son flujos volcánicos hechos de riolita, una roca volcánica rica en sílice (más del 70% de SiO2). Este tipo de lava es conocida por su alta viscosidad y temperatura relativamente baja. Los flujos de lava riolítica se encuentran comúnmente en regiones volcánicas continentales, como la Caldera de Yellowstone en los Estados Unidos.

La formación inicial de un huevo de trueno comienza con el enfriamiento de la lava riolítica. A medida que la lava se enfría, las burbujas de gas quedan atrapadas en ella, formando cavidades o vesículas.

La siguiente fase en la formación de huevos de trueno implica que agua rica en minerales ingrese a las capas de ceniza riolítica. A medida que esta agua fluye a través del material volcánico, transporta minerales disueltos como sílice, cuarzo y feldespato. Cuando las condiciones son las adecuadas, estos minerales comienzan a precipitarse fuera del agua y cristalizar alrededor de las burbujas de gas. La composición mineral de las soluciones, junto con las condiciones en las que cristalizan, determina los colores y patrones dentro del huevo de trueno.

Thunderegg de ágata de Falen Tree, Oregón, Estados Unidos. Imagen vía Wiki Commons.

Los Thundereggs pasan millones de años enterrados en depósitos volcánicos. Con el tiempo, fuerzas geológicas como la actividad tectónica y la erosión los acercan a la superficie. La erosión, en particular, juega un papel crucial. A medida que el viento y el agua desgastan la roca volcánica circundante, las cenizas más densas quedan gradualmente expuestas.

En algunos casos, la erosión puede desgastar las capas exteriores de los propios huevos de trueno, revelando los intrincados patrones de su interior. Sin embargo, muchas veces se requiere de la intervención de la mano humana para apreciar plenamente su belleza. Cuando se cortan y pulen, los huevos de trueno revelan una impresionante variedad de colores y patrones que son tan únicos como las huellas dactilares.

Los Thundereggs no son geodas

Si estás pensando que los huevos de trueno se parecen a las geodas, antes que nada, felicidades, porque son bastante similares. Pero no son exactamente lo mismo.

Las geodas suelen tener una cavidad hueca revestida de cristales. Se forman en rocas sedimentarias como la piedra caliza, donde el agua rica en minerales fluye hacia cavidades, depositando cristales con el tiempo.

Los Thundereggs, por otro lado, son sólidos en todos sus aspectos. Su formación está estrechamente relacionada con la actividad volcánica y la cristalización de minerales dentro de las burbujas de gas de las cenizas riolíticas. Esta distinción hace de los huevos de trueno un tema fascinante tanto para geólogos como para coleccionistas.

Para los geólogos, no se trata de su atractivo estético: los huevos de trueno pueden tener un valor científico significativo. Ofrecen conocimientos sobre la actividad volcánica y la historia geológica de las regiones donde se encuentran. Al estudiar la composición mineral y los procesos de formación de los huevos de trueno, los geólogos pueden reconstruir eventos volcánicos pasados ​​y comprender mejor la cronología geológica de la Tierra.

¿Dónde puedes encontrar huevos de trueno?

Si estás interesado en encontrar huevos de trueno, no es exactamente lo más fácil de hacer, pero es una búsqueda geológica intrigante.

Encontrar y extraer huevos de trueno requiere conocimientos de geología y un poco de suerte. Por ejemplo, Oregón es conocido por sus abundantes depósitos de huevo de trueno. Las altas regiones desérticas del estado, particularmente cerca de las ciudades de Madrás y Prineville, son ricas zonas de caza de estas piedras. La mina Baker Egg en Nuevo México es otra fuente prolífica de huevos de trueno. Estos huevos de trueno son conocidos por sus colores vibrantes y patrones intrincados, a menudo con tonos de rojo, naranja y amarillo.

Busque formaciones redondas, como nódulos incrustados en ceniza volcánica o suelo. Retírelas con cuidado del material circundante, teniendo cuidado de no dañar su interior. Unirse a clubes locales de caza de rocas o visitas guiadas también puede mejorar sus posibilidades de tener éxito en la búsqueda de huevos de trueno. Asegúrate de no necesitar un permiso o podrás ir a buscar rocas.

Al fin y al cabo, los huevos de trueno son algo más que hermosas rocas; son testigos de los complejos procesos geológicos que dan forma a nuestro planeta. Desde su origen volcánico hasta su intrincada cristalización, los huevos de trueno capturan una variedad de fenómenos geológicos. Es fácil quedar asombrado por la belleza de estas rocas, pero cuando comienzas a comprender los procesos que las crearon, obtienes un aprecio completamente nuevo por ellas.

¡Gracias por tus comentarios!

Source link

Hi, I’m Conchita Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *