Mochis NoticiasCienciaPasos sencillos para reducir el riesgo de enfermedad ocular diabética
Mochis NoticiasCienciaPasos sencillos para reducir el riesgo de enfermedad ocular diabética
Ciencia

Pasos sencillos para reducir el riesgo de enfermedad ocular diabética

Pasos sencillos para reducir el riesgo de enfermedad ocular diabética
Pasos sencillos para reducir el riesgo de enfermedad ocular diabética

Crédito: Unsplash+


La retinopatía diabética es una afección ocular grave que puede afectar a personas con diabetes.

Esto sucede cuando los niveles altos de azúcar en sangre dañan los vasos sanguíneos de la retina, la parte del ojo que detecta la luz y envía señales al cerebro.

Esto puede provocar problemas de visión e incluso ceguera si no se gestiona adecuadamente. A continuación se ofrece una guía sencilla sobre cómo reducir el riesgo de retinopatía diabética, respaldada por investigaciones.

Una de las formas más importantes de reducir el riesgo es mantener bajo control los niveles de azúcar en sangre. Los niveles altos de azúcar en sangre pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos de la retina con el tiempo.

Al controlar sus niveles de azúcar en sangre mediante una dieta saludable, ejercicio regular y medicamentos, si es necesario, puede ayudar a proteger sus ojos. Las investigaciones muestran que mantener un buen control del azúcar en sangre puede reducir significativamente el riesgo de retinopatía diabética.

Trate de mantener un nivel de azúcar en sangre estable lo más cercano posible al rango objetivo, según lo recomendado por su médico.

Los controles oculares periódicos son cruciales para la detección temprana y el tratamiento de la retinopatía diabética. Se recomienda que las personas con diabetes se realicen un examen ocular completo al menos una vez al año.

Durante este examen, un oftalmólogo puede encontrar signos tempranos de retinopatía y brindar tratamiento para evitar que empeore. Los estudios han demostrado que los exámenes oculares regulares y el tratamiento oportuno pueden prevenir hasta el 90% de la pérdida grave de la visión causada por la retinopatía diabética.

El control de la presión arterial también es esencial. La presión arterial alta puede empeorar el daño a los vasos sanguíneos de la retina, aumentando el riesgo de retinopatía. Mantener su presión arterial dentro del rango recomendado puede ayudar a reducir este riesgo.

Las investigaciones indican que controlar la presión arterial puede retardar la progresión de la retinopatía diabética. Los cambios en el estilo de vida, como reducir el consumo de sal, hacer ejercicio regularmente y tomar medicamentos recetados, pueden ayudar a mantener la presión arterial bajo control.

Los niveles de colesterol también influyen. El colesterol alto puede contribuir al desarrollo de depósitos de grasa en los vasos sanguíneos, incluidos los de los ojos.

Controlar el colesterol mediante una dieta saludable, actividad física regular y medicamentos, si es necesario, puede ayudar a proteger sus ojos. Los estudios demuestran que reducir los niveles de colesterol malo (LDL) puede reducir el riesgo de progresión de la retinopatía diabética.

Dejar de fumar es otro paso importante. Fumar puede aumentar la presión arterial y los niveles de azúcar en sangre, los cuales son factores de riesgo de retinopatía diabética. Además, fumar puede reducir el flujo sanguíneo a la retina y empeorar los problemas oculares.

Las investigaciones han descubierto que los fumadores con diabetes tienen más probabilidades de desarrollar retinopatía que los no fumadores. Dejar de fumar puede mejorar la salud general y reducir el riesgo de complicaciones oculares.

Mantener una dieta saludable también es fundamental. Una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, la presión arterial y el colesterol.

Nutrientes específicos, como los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado y los antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras de colores, pueden favorecer la salud ocular. Las investigaciones sugieren que una dieta equilibrada puede desempeñar un papel importante en la reducción del riesgo de retinopatía diabética y otras complicaciones de la diabetes.

La actividad física regular ayuda de varias maneras. El ejercicio puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, reducir la presión arterial y mejorar los niveles de colesterol.

Intente realizar al menos 30 minutos de ejercicio moderado la mayoría de los días de la semana, como caminar, nadar o andar en bicicleta. Los estudios demuestran que la actividad física regular puede ayudar a controlar la diabetes y reducir el riesgo de retinopatía.

El manejo del estrés también es beneficioso. El estrés puede afectar los niveles de azúcar en sangre y la salud en general. Técnicas como la atención plena, la meditación, el yoga y los ejercicios de respiración profunda pueden ayudar a reducir el estrés y mejorar el control de la diabetes.

Las investigaciones indican que el manejo eficaz del estrés puede contribuir a un mejor control del azúcar en sangre y reducir el riesgo de retinopatía diabética.

En resumen, reducir el riesgo de retinopatía diabética implica controlar los niveles de azúcar en sangre, realizarse exámenes oculares periódicos, controlar la presión arterial y el colesterol, dejar de fumar, mantener una dieta saludable, mantenerse físicamente activo y controlar el estrés.

Al tomar estas medidas, las personas con diabetes pueden proteger su visión y su salud en general. Unos simples cambios en el estilo de vida y una atención médica regular pueden marcar una diferencia significativa en la prevención de esta grave afección ocular.

Si le preocupa la diabetes, lea estudios sobre un nivel alto de vitamina D relacionado con un menor riesgo de demencia en la diabetes tipo 2, y este hábito alimentario puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Para obtener más información sobre nutrición, consulte estudios recientes sobre dietas vegetales poco saludables relacionadas con el síndrome metabólico, y los resultados que muestran que la dieta mediterránea puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes en un 30 %.

Derechos de autor © 2024 Informe científico de Knowridge. Reservados todos los derechos.


Source link

Hi, I’m Conchita Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *