Mochis NoticiasCienciaLas mujeres que toman este medicamento para la presión arterial pueden tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.
Mochis NoticiasCienciaLas mujeres que toman este medicamento para la presión arterial pueden tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.
Ciencia

Las mujeres que toman este medicamento para la presión arterial pueden tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Las mujeres que toman este medicamento para la presión arterial pueden tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.
Las mujeres que toman este medicamento para la presión arterial pueden tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Crédito: Unsplash+.


Un estudio reciente de la Universidad de Bolonia arrojó luz sobre los riesgos asociados con los betabloqueantes, un fármaco común utilizado para tratar la presión arterial alta, especialmente en mujeres.

Las investigaciones han demostrado que las mujeres sin antecedentes de enfermedad cardíaca enfrentan un riesgo casi un 5% mayor de insuficiencia cardíaca en comparación con los hombres cuando ingresan en el hospital con síndrome coronario agudo, una afección grave en la que el suministro de sangre al corazón se bloquea repentinamente.

Los betabloqueantes suelen recetarse para controlar la hipertensión, que es un factor de riesgo importante de enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, este estudio destaca la necesidad de considerar cómo estos fármacos afectan de manera diferente al género, especialmente en los casos en que las personas no han sido diagnosticadas previamente con enfermedad cardiovascular pero experimentan eventos coronarios agudos.

El equipo de investigación analizó datos de 13.764 adultos de 12 países europeos. Estos participantes fueron seleccionados en función de su diagnóstico de hipertensión y falta de enfermedad cardiovascular previa, y fueron agrupados por género y uso de betabloqueantes.

Los hallazgos del estudio fueron sobre:

  • Se descubrió que las mujeres que tomaban betabloqueantes tenían una incidencia un 4,6% mayor de insuficiencia cardíaca que los hombres en circunstancias similares cuando ingresaban en el hospital por síndrome coronario agudo.
  • Tanto los hombres como las mujeres con insuficiencia cardíaca mostraron una tasa de mortalidad aproximadamente siete veces mayor que aquellos que sufrieron un infarto agudo de miocardio (un tipo de ataque cardíaco) sin insuficiencia cardíaca posterior.
  • Las mujeres que experimentaron un tipo grave de ataque cardíaco conocido como infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI), en el que una de las arterias coronarias está completamente bloqueada, tenían un 6,1% más de probabilidades de desarrollar insuficiencia cardíaca en comparación con sus homólogos masculinos.
  • Hubo tasas similares de insuficiencia cardíaca entre hombres y mujeres que no tomaban betabloqueantes.

Estos hallazgos resaltan la necesidad de controlar la presión arterial a través de medios no farmacológicos como dieta y ejercicio, especialmente para mujeres con hipertensión y sin enfermedad cardíaca previa.

Los investigadores también sugirieron que el mayor riesgo de insuficiencia cardíaca en las mujeres puede estar asociado con interacciones entre la terapia de reemplazo hormonal y los betabloqueantes, aunque esta hipótesis requiere más investigación.

Las implicaciones de este estudio son significativas. Destacan la necesidad crítica de tratamientos médicos personalizados que tengan en cuenta las diferencias de género, particularmente en el tratamiento de afecciones como la hipertensión. Este enfoque puede conducir a estrategias de tratamiento más efectivas y seguras.

Para las personas preocupadas por la salud del corazón, en particular las mujeres con hipertensión, estos resultados enfatizan la importancia de una monitorización atenta y un posible ajuste de los planes de tratamiento para mitigar el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca.

Publicado en la revista Hypertension, este estudio del profesor Raffaele Bugiardini y su equipo aporta importantes conocimientos sobre las respuestas específicas de cada género a los tratamientos para la hipertensión y refuerza el llamado más amplio a enfoques individualizados para tratar la salud de la hipertensión basados ​​en una investigación integral.

Si le preocupa la presión arterial, lea estudios sobre cómo las dietas pueden ayudar a reducir la presión arterial alta, y 3 gramos de omega-3 al día mantienen a raya la presión arterial alta.

Para obtener más información sobre la presión arterial, consulte estudios recientes sobre que el jugo de remolacha puede ayudar a reducir la presión arterial y los resultados que muestran que la canela puede ayudar a reducir la presión arterial: presión arterial alta.

Derechos de autor © 2024 Informe científico de Knowridge. Reservados todos los derechos.


Source link

Hi, I’m Conchita Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *