Mochis NoticiasArte y EntretenimientoInvestidura Kurt Wilder – Galería Maniscalco
Mochis NoticiasArte y EntretenimientoInvestidura Kurt Wilder – Galería Maniscalco
Arte y Entretenimiento

Investidura Kurt Wilder – Galería Maniscalco

Wilder con sus familiares

Siempre es emocionante presentar una foto. La semana pasada tuvo lugar la investidura del Excmo. Foto de Kurtis Wilder en la Corte Suprema de Michigan. La ceremonia se desarrolló ante todo el tribunal, todos los miembros presentes. Hubo discursos de muchos partidarios, incluidos los ex gobernadores Engler y Snider.

Aquí tenéis una transcripción de mi discurso.

Honorables jueces de la corte y distinguidos invitados. Hoy se unen mi esposa Cate y mi hermana Betsy. Todos estamos aquí para celebrar la vida y los logros de Kurt Wilder. Pero ya sabes, es un tremendo honor para mí, y una ocasión solemne y humillante, cuando mi trabajo como artista tiene éxito, es decir, cuando nos conecta íntimamente con el tema.

¿Cómo captura el carisma y el encanto de un hombre como Kurt Wilder con un toque de tinte colorido en el pelo? ¿Cómo consigues que ojos que han visto tan profundamente la condición humana, como Kurt Wilder, te sigan a través de la habitación? ¿Cómo se pueden contar todas las historias de éxito, los dolorosos reveses, cada uno de ellos vinculado a su curación con logros más sorprendentes, que han distinguido la carrera claramente no lineal de Kurt Wilders, en el simple gesto de una pose? ¿Cómo un artista armado sólo con pelos de animales pegados a palos y un poco de barro de colores reconoce el profundo arte que es la justicia misma?

El Salón de la Justicia

En mis 44 años como retratista profesional, he tenido el privilegio de observar y traducir las historias únicas registradas en los rostros de muchas personas distinguidas. El rostro del juez Wilder es un lienzo marcado no sólo por el tiempo sino por el profundo impacto que tuvo en el tapiz de la justicia en este gran estado.

Wilder con Cate y mi hermana Betsy

Richard Avedon, el famoso fotógrafo, dijo la famosa frase: «Todas las fotografías son precisas, pero ninguna es verdadera». Se puede llamarme ingenuo y un poco imparcial, pero creo que la verdad sólo puede captarse en el cuadro pintado. Cuando conozco a mis sujetos, trato de tener una idea de cómo se mueven en el espacio, su ritmo y energía, para aprender qué los motiva. En definitiva, me convierto en ellos para poder pintarme a mí mismo. Supongo que eso significa que tengo unos diez autorretratos aquí en la Corte Suprema de Michigan. Creo que este es el número diez. Estoy orgulloso de ese logro y honrado de que cada vez confíen en mí para reunir de alguna manera las complejas historias y complejidades de hombres y mujeres tan grandes a partir de los colores de mi paleta. Espero que mi foto cuente la historia de tu legado, Kurt, de verdad que sí, de una manera que los volúmenes que enumeran tus muchos logros nunca podrán hacerlo. Con el tiempo, tu foto será más tuya de lo que debería ser.

Una vez una niña de seis años me dijo: «tu arte es más real que real», lo que considero el mayor cumplido que he recibido en mi vida. Creo que una fotografía debería ser una inmersión profunda en la psique del sujeto. Un retrato es cómo es una persona tal como es. Durante años, mi objetivo declarado fue crear figuras y temas tan reales que pudieran sobresalir del lienzo. Ahora me veo creando un mundo que invita al espectador a vivir. Sólo me hago una pregunta cuando dibujo: ¿cómo puedo hacer que este individuo parezca al menos tan amable y adorable como lo encontré?

Creo que son los artistas los que son la conciencia de la sociedad, los que iluminan el camino de los políticos y de los servidores públicos. Entonces, ya que tengo a tantos de ustedes juntos en una habitación, permítanme pedirles que presten atención a lo que los artistas hacemos y decimos. Vivimos entre vosotros para hablar luz en el mundo. Pero hay que estar preparado para verlo. Creo que estamos en una sala de personas que lo entienden. Incluso George Bush se subió al tren del arte. No sé cuantos sabéis que desde que se retiró del servicio público se dedicó a pintar retratos. Creo que con un poco más de práctica podría hacerse un nombre.

Pero yo divago. Un poco. A John Singer Sargent no le gustaba conocer demasiado a sus sujetos y prefería confiar en su primera impresión. Mi primera impresión de Kurt fue la de un hombre cálido, afable y amable, un hombre que no espera que pase nada. Él hace que las cosas sucedan. Kurt está igualmente interesado en las historias y aspiraciones de los conserjes que en los gobernadores. Sólo espero que mi foto capte un vistazo de su carisma, humildad, profundo interés y genuina inversión en el éxito de los demás. Personalmente estoy agradecido por su apasionado apoyo al Centro Interlochen para las Artes. Yo era consejero de campamento allí y un campista feliz años antes, en los viejos tiempos que llamamos los años setenta. un verdadero arte Abogado, admiro el enfoque láser de Kurt en edificar a los demás. Por eso no podría estar más orgulloso de presentar mi retrato del Honorable Juez Kurtis Wilder, con la venia del tribunal.



Source link

Hi, I’m Corina Guzman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *