Mochis NoticiasCienciaBrote de focas muestra que el virus de la gripe aviar se está adaptando a los mamíferos
Mochis NoticiasCienciaBrote de focas muestra que el virus de la gripe aviar se está adaptando a los mamíferos
Ciencia

Brote de focas muestra que el virus de la gripe aviar se está adaptando a los mamíferos



Según un nuevo estudio, los virus de la gripe aviar H5N1, altamente patógenos, se están volviendo cada vez más flexibles y se están adaptando a los mamíferos de nuevas formas que podrían tener consecuencias globales para los seres humanos, la vida silvestre y el ganado.

Los investigadores han investigado un brote masivo entre elefantes marinos en Argentina en 2023. Su estudio muestra una clara transmisión del virus de mamíferos a mamíferos.

El estudio dice que el brote es la primera transmisión multinacional conocida del virus en mamíferos que se haya observado a nivel mundial, con el mismo virus apareciendo en varias especies de pinnípedos en diferentes países durante un corto período de tiempo.

El análisis genómico del estudio mostró que el virus ahora está evolucionando en clados separados de aves y mamíferos marinos en América del Sur, lo que no tiene precedentes. Existe una creciente preocupación de que los virus H5N1 adaptados para la transmisión a mamíferos puedan transmitirse a otras especies, incluidas las personas.

«Esta es una prueba más de que debemos tener cuidado, especialmente con los mamíferos marinos», dice la coautora principal Marcela Uhart, veterinaria del Centro de Salud de Vida Silvestre Karen C. Drayer de la Universidad de California en Davis y su programa de América Latina. . «Cuanto más se adapta a los mamíferos, más importante se vuelve para los humanos».

La variante actual del clado 2.3.4.4b del H5N1 empezó a causar problemas a escala mundial en 2020. Mientras los humanos lidiaban con la pandemia de COVID-19, el H5N1, o «gripe aviar», comenzó a matar a decenas de miles de aves marinas en Europa antes de llegar a Sudáfrica. En 2022, ingresó a Estados Unidos y Canadá, amenazando a las aves de corral y silvestres, y luego se extendió a América del Sur a fines de 2022.

En febrero de 2023, se detectó por primera vez en Argentina influenza aviar altamente patógena (IAAP), que afectó a las aves de corral principalmente en el interior central de Argentina durante cinco meses.

En agosto de 2023, después de dos meses sin brotes en aves, se encontró el virus en leones marinos en el extremo de América del Sur, frente a la costa atlántica de la isla de Tierra del Fuego.

Desde allí, se desplazó rápidamente hacia el norte, con resultados fatales, primero para los mamíferos marinos y luego para las aves marinas.

En octubre de 2023, tras los brotes de leones marinos, los autores del estudio inspeccionaron una colonia reproductora de elefantes marinos en Punta Delgada, a lo largo de la costa de la Península Valdés, Argentina. Registraron una mortalidad masiva sin precedentes: unos 17.000 elefantes marinos murieron. En noviembre, el 96% de los cachorros nacidos esa temporada morirían. Los resultados de las pruebas confirmaron que HPAI H5N1 estaba presente en las focas, así como en varios charranes que murieron al mismo tiempo.

La separación del virus en clados de mamíferos aviares y marinos se desarrolló cuando el clado H5N1 2.3.4.4b (específicamente el genotipo B3.2) llegó al continente a través de aves previamente migratorias y no se propagó a los mamíferos. Luego se separó del virus del clado aviar para convertirse en su propio virus, adaptado a los mamíferos marinos. En particular, aunque el virus se mueve entre los pinnípedos, también puede infectar a las aves. Esto quedó claro en el estudio, donde el virus encontrado en los charranes era idéntico al de los elefantes marinos.

«Estamos mostrando la evolución de este virus de mamíferos marinos a lo largo del tiempo», dice la viróloga del INTA y coautora principal Agustina Rimondi. «Este virus es capaz de adaptarse a los mamíferos, como podemos ver en las mutaciones que se encuentran constantemente en los virus que pertenecen al clado de los mamíferos».

Los virus de la influenza comúnmente modifican e intercambian segmentos de genes, lo que les permite adaptarse a nuevos huéspedes.

Uhart y Rimondi dicen que es muy importante que continúen el seguimiento y la investigación para comprender mejor las consecuencias del virus en la salud humana, la conservación de la vida silvestre y la ecología.

El estudio aparece en línea como una preimpresión.

Los coautores adicionales son de la Facultad de Medicina Veterinaria de UC Davis; los Institutos Nacionales de Salud; INTA-CONICET; la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre de Argentina; y el Instituto Rega en Bélgica.

El financiamiento para el estudio provino de la Wildlife Conservation Society, UC Davis y el Instituto Nacional de Tecnología Agrícola.

Fuente: Universidad de California Davis

Source link

Hi, I’m Conchita Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *