Si sois padres de un bebé o de un chiquillo pequeño, sabéis lo frustrante que puede ser cuando su pequeño tiene la hocico tapada. Desea ayudarles a respirar más manejable, pero no desea utilizar productos químicos duros o dispositivos invasivos que puedan irritar sus delicados pasos nasales. Es por eso que necesita el aspirador nasal para bebés NoseFrida (igualmente conocido como The Snotsucker) de FridaBaby ¿Qué es? El aspirador nasal para bebés NoseFrida es un aspirador nasal inventado por los médicos que funciona en realidad. Es higiénico, cómodo y manejable de utilizar. Consiste en un tubo nasal celeste, un raja roja y una tapa de filtro que contiene un filtro de higiene desechable. El filtro impide la transferencia de flema o gérmenes bacterianos a la ventosa de mocos al depurar las agallas tapadas. ¿Cómo funciona? Para utilizar el aspirador nasal para bebés NoseFrida, sólo tienes que colocar el tubo holgado contra el foso nasal del tuyo hijo (no internamente), creando un sello . A continuación, utilice la embocadura roja para chupar el flema. Puede controlar el nivel de succión por la fuerza con la que succione. Sentirás y verás la mucosidad que sale de la hocico. Además puede rociar un poco de alternativa salina en cada fosa nasal antiguamente de utilizar el NoseFrida para ayudar a aflojar la mucosidad espesa. ¿Por qué es mejor que otros aspiradores nasales? El aspirador nasal para bebés NoseFrida es mejor que otros aspiradores nasales porque es: Higiénico: los filtros desechables son clínicamente probado para alertar la transferencia de flema o gérmenes bacterianos al chupador de mocos. Sólo tiene que sustituir el filtro posteriormente de cada uso. Cómodo: NoseFrida crea un sello con el foráneo de la fosa nasal del bebé para una suave succión de mocos. No entra internamente de la hocico, por lo que no irrita ni lesiona los tejidos nasales Eficaz: El NoseFrida tiene una gran rajadura que permite succionar más mocos en menos tiempo. Además le permite ver la cantidad de flema que está eliminando, de modo que sepa cuándo se debe detener. Apto para lavavajillas: el tubo nasal celeste, la raja roja y la tapa del filtro son aptas para lavavajillas en la parte superior para manejable facilidad. Recomendado por pediatras: NoseFrida es BPA y sin ftalatos. Es seguro para todas las edades, desde los bebés hasta los niños pequeños Pensamientos finales El aspirador nasal para bebés NoseFrida es imprescindible para los padres que quieren ayudar a sus bebés a respirar más fácilmente cuando tienen la hocico tapada. Es higiénico, cómodo, eficaz y manejable de utilizar. Viene con 4 filtros de higiene y una manguita de delirio para decano comodidad. Puede comprarlo en sarta a otros distribuidores. ¡Pruébelo hoy mismo y compruebe la diferencia! Le recomiendo este producto. Sin requisa, si realiza una importación a través de mi enlace de afiliado a continuación, ganaré una pequeña comisión sin ningún coste adicional para usted. Gracias por apoyar a mi blog! Puede encontrar más aparatos relacionados con los niños aquí.

Source link