Por primera vez, se utilizó un aparato para encontrar planetas a primaveras luz de distancia en un objeto del sistema solar, en un estudio sobre los vientos de Júpiter. Nos encontramos en un momento en el que se ha vuelto casi habitual descubrir planetas que orbitan a otra hado, con más de 5.000 ya registrados. Los primeros mundos lejanos que incorporaron esta directorio fueron principalmente planetas gigantes, similares pero igualmente muy diferentes en muchos aspectos de Júpiter y Saturno. Los astrofísicos ya han empezado a obtener datos sobre las atmósferas de los exoplanetas, pero las preguntas fundamentales sobre la ámbito del planeta más ancho del Sistema Solar todavía están por reponer. Para entender qué ocurre en las nubes y las capas de clima de Júpiter, es necesario estudiarlo a lo abundante del tiempo, en observaciones continuas. Ahora, por primera vez, un aparato desarrollado para encontrar y analizar mundos a primaveras luz de distancia, los exoplanetas, se ha abonado a un objetivo del Sistema Solar, a 43 minutos luz de la Tierra: el planeta Júpiter. Investigadores del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio (IA), de la Habilidad de Ciencias de la Universidad de Lisboa (Portugal) (Ciências ULisboa), utilizaron el espectrógrafo ESPRESSO instalado en el telescopio VLT del ‘Observatorio Europeo del Sur (ESO) para evaluar velocidades del derrota en Júpiter. Los resultados se publican ahora en la revista científica Universe. Para los inclinados a la ornitológica o los nerds que ama el humor del búho, ¡esta camiseta sabe whoooo hace que la ciencia sea divertida! La cómoda camiseta premium es ideal para ir a los libros o al laboratorio, dar paseos por la naturaleza a observar pájaros o simplemente hacer sonreír a sus compañeros de búho y aficionados a la ciencia. Hoot hoot: es hora de evaporarse al frente de la clase armado con curiosidad y ocio de palabras! El método que desarrolló el equipo se pasión velocimetría Doppler y se sostén en la consejo de la luz visible del Sol por las nubes de la ámbito del planeta objetivo. Esta luz reflejada se dobla en distancia de onda en proporción a la velocidad a la que se mueven las nubes en relación al telescopio de la Tierra. Esto da la velocidad instantánea del derrota en el punto observado. El método que se utiliza ahora con ESPRESSO fue desarrollado por el colección de investigación de Sistemas Planetarios de IA, con otros espectrógrafos, para estudiar la ámbito de Belleza. Los investigadores han estado midiendo los vientos de este planeta vecino y llevan varios primaveras contribuyendo a la modelización de su ámbito común. Ahora, la aplicación exploratoria de este método con un aparato «de serie adhesión» como ESPRESO ha regalado como resultado un éxito que abre nuevos horizontes al conocimiento de nuestro intramuros cósmico. Este trabajo afirma la viabilidad de realizar un seguimiento sistemático de las atmósferas más lejanas de los planetas gaseosos. Durante cinco horas, en julio de 2019, el equipo apuntó el telescopio VLT en la zona ecuatorial de Júpiter, donde las nubes ligeras se encuentran a más altura, y en los cinturones ecuatoriales septentrión y sur de este planeta, que corresponden clima descendente y que forma bandas de nubes oscuras y cálidas en una capa más profunda de la ámbito. «La ámbito de Júpiter, al nivel de las nubes visibles desde la Tierra, contiene amoníaco, hidrosulfuro de amonio y agua, que forman las diferentes bandas rojas y blancas», dice Pedro Machado, de IA y Ciências ULisboa, «Las nubes superiores, situados en la zona de presión de 0,6 a 0,9 bares, están hechas de hielo de amoníaco.Las nubes de agua forman la capa más densa, más pérdida, y tienen una influencia más esforzado en la dinámica de la ámbito», añade el investigador. Con ESPRESSO, el equipo pudo evaluar vientos en Júpiter de 60 a 428 km/h con una incertidumbre inferior a 36 km/h. Estas observaciones, aplicadas con un aparato de adhesión resolución en un planeta gasificado, tienen sus retos: «Una de las dificultades se centró en la ‘navegación’ sobre el disco de Júpiter, es afirmar, enterarse exactamente a qué punto del disco del planeta estábamos apuntando, oportuno a la enorme resolución del telescopio VLT», explica Pedro Machado. “En la propia investigación, la dificultad estaba relacionada con el hecho de que estábamos determinando los vientos con una precisión de unos pocos metros por segundo cuando la rotación de Júpiter es del orden de diez kilómetros por segundo en el ecuador y, por complicar las cosas, porque es un planeta gasificado, y no un cuerpo rígido, viaje a distintas velocidades según la espaciosidad del punto que observamos”, añade el investigador. Para corroborar la competencia de la velocimetría Doppler de los telescopios de la Tierra para evaluar los vientos en Júpiter, el equipo igualmente reunió a medidas obtenidas en el pasado para comparar los resultados. La mayoría de los datos existentes fueron recogidos por instrumentos en el espacio y utilizaron un método diverso, que consiste en obtener títulos medios de la velocidad del derrota siguiendo patrones de nubes en imágenes capturadas en momentos cercanos. La coherencia entre esta historia y los títulos medidos en el estudio publicado confirma la viabilidad de implementar la velocimetría Doppler en un software de seguimiento de los vientos de Júpiter desde la Tierra. El seguimiento permitirá al equipo de investigación conseguir datos sobre cómo cambian los vientos con el tiempo y será esencial para desarrollar un maniquí fiable para la circulación general de la ámbito de Júpiter. Este maniquí computacional debería reproducir las diferencias de vientos en función de la espaciosidad, así como las tormentas de Júpiter, para ayudar a entender las causas de los fenómenos atmosféricos que observamos en ese planeta. Por el contrario, el maniquí ayudará a preparar futuras observaciones con información sobre la presión y la altura de las nubes en la mira del telescopio. El equipo tiene la intención de extender las observaciones con ESPRESSO a una longevo cobertura del disco del planeta Júpiter, así como temporalmente, recogiendo datos de derrota durante todo el período de rotación del planeta, que es de casi 10 horas. Restringir las observaciones a determinados rangos de longitudes de onda igualmente permitirá evaluar los vientos a distintas altitudes, obteniendo así información sobre el transporte tieso de las capas de clima. Una vez dominada la técnica para el longevo planeta del Sistema Solar, el equipo dilación aplicarla a las atmósferas de otros planetas gaseosos, con Saturno como próximo objetivo. El éxito de estas observaciones con ESPRESSO demuestra ser importante en un momento en que su sucesor, ANDES, se está diseñando para el futuro Extremely Large Telescope (ELT), igualmente de la ESO y actualmente en construcción en Pimiento, pero igualmente para la futura comisión JUICE, de la Agencia Espacial Europea, dedicada a Júpiter y que aportará datos adicionales. CRÉDITO DE LA IMAGEN: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS. Inscríbete en el boletín Daily Dose y recibirás las mejores telediario de ciencia de la mañana de todas partes de la web directamente en tu bandeja de entrada? Es hacedero como el domingo por la mañana. Únete a la directorio de correo electrónico de SCIENTIFIC INQUIRER u003cemu003eAl hacer clic en cursar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el propietario del sitio y Mailchimp para percibir marketing, actualizaciones y otros correos electrónicos del propietario del sitio. Utilice el enlace de revocación de la suscripción de estos correos electrónicos para desactivarse en cualquier momento.u003c/emu003e Procesamiento… ¡Éxito! Estás en la directorio. ¡Vaya! Se ha producido un error y no hemos podido procesar su suscripción. Vuelva a cargar la página y vuelva a intentarlo. Así: Me gusta cargando…

Source link